Chinese officials and WHO confirm that China's respiratory illness spike is linked to known viruses, not a novel pathogen, easing global concerns.

Fotografía cortesía de AI-generated Images

Fotografía cortesía de AI-generated Images

Published On: noviembre 26, 2023By Tags: , ,

Repunte de las enfermedades respiratorias en China: No es una amenaza nueva

Las autoridades chinas, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), han determinado que el reciente repunte de las enfermedades respiratorias en China no está causado por un nuevo patógeno. A esta conclusión se llegó tras un análisis exhaustivo que atribuyó el aumento de casos principalmente a virus conocidos como la gripe y el VSR. Este hallazgo alivia la preocupación mundial por un nuevo brote, pero sigue justificando la vigilancia y la adopción de medidas preventivas.

Los orígenes del brote

En noviembre de 2023, las autoridades sanitarias chinas informaron de un repunte de las enfermedades respiratorias en varias regiones del norte de China. Los hospitales de Pekín y la provincia de Liaoning se vieron especialmente desbordados. Este aumento, especialmente en niños, fue recibido inicialmente con preocupación mundial debido a los recuerdos de la pandemia de COVID-19. El aumento de casos se atribuyó al levantamiento de las restricciones de COVID-19 a principios de este año, lo que probablemente provocó una mayor exposición a patógenos comunes. Las autoridades subrayaron que la situación completa aún no estaba clara, pero había pocos indicios de que se tratara de un nuevo virus.

Culpables identificados

El brote, notificado por la Comisión Nacional de Salud de China el 13 de noviembre, se concentró en los niños. Las autoridades chinas y la OMS identificaron a los culpables como patógenos conocidos, entre ellos la gripe, la neumonía por micoplasma (una infección bacteriana frecuente en los niños más pequeños), el virus respiratorio sincitial (VRS) y el SARS-CoV-2, el virus causante del COVID. Los síntomas incluyen fiebre, inflamación pulmonar sin tos y nódulos pulmonares. Cabe destacar que no se han notificado muertes. Esta aclaración ayudó a disipar los temores de que un nuevo patógeno estuviera causando el brote.

Two Chinese doctors, a man and a woman, examine a patient - a 13-year-old Chinese boy who is sitting on a chair in the doctor's office.

Medidas preventivas y papel de la OMS

En respuesta, la OMS aconsejó a los habitantes de las zonas afectadas que tomaran las precauciones habituales contra las enfermedades respiratorias. Esto incluía la vacunación, el aislamiento en caso de síntomas y la realización de pruebas o el uso de mascarillas en caso necesario. La OMS también solicitó información adicional a China para comprender mejor la situación. A pesar del aumento, la OMS no recomendó restricciones de los viajes a China, lo que refleja una evaluación controlada del riesgo de la situación.

Respuesta del sistema sanitario

Ante este reto, el sistema sanitario chino emitió directrices para derivar a los niños con síntomas leves a centros de atención primaria o departamentos de pediatría de hospitales generales. Esto se hizo para evitar sobrecargar a los grandes hospitales con grandes volúmenes de pacientes y largos tiempos de espera. Esta asignación estratégica de recursos sanitarios fue fundamental para gestionar el aumento de pacientes y garantizar una atención oportuna a los más necesitados.

Perspectiva global y peritaje

Varios expertos en salud mundial, entre ellos François Balloux, del University College de Londres, y Paul Hunter, de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), comentaron la situación. Señalaron que la falta de inmunidad previa en los niños debido al cierre prolongado, el fin de las restricciones de COVID y el comienzo del invierno eran factores que probablemente habían influido en el aumento. Estos expertos sostuvieron que no había pruebas de que hubiera un nuevo virus en juego, especialmente dado el limitado número de infecciones en adultos, lo que sugiere la existencia de inmunidad por exposición previa.

Lecciones para la comunidad sanitaria mundial

La situación en China subraya la importancia de una respuesta rápida y una investigación exhaustiva cuando se trata de brotes de enfermedades respiratorias. Los profesionales de la salud de todo el mundo pueden aprender de esta situación y hacer hincapié en la necesidad de sistemas de vigilancia sólidos, una respuesta rápida a los patrones inusuales de la enfermedad y una comunicación clara al público sobre los riesgos y las precauciones.

¡Comparte esta historia!