December 11, 1812: Napoleon's Grande Armée Retreats from Moscow

Fotografía cortesía de AI-generated Images

Fotografía cortesía de AI-generated Images

Published On: diciembre 11, 2023By Tags: , ,

11 de diciembre de 1812: La Grande Armée de Napoleón se retira de Moscú

Tal día como hoy, 11 de diciembre de 1812, la Grande Armée de Napoleón Bonaparte se retira de Moscú. Este acontecimiento marcó un punto de inflexión en la invasión francesa de Rusia, que había comenzado en junio de ese año.

Napoleón invadió Rusia con un ejército de unos 600.000 hombres. Se trataba del mayor ejército jamás reunido en Europa. Sin embargo, a pesar de su superioridad numérica, el ejército de Napoleón fue derrotado.

Causas de la derrota de Napoleón

La verdadera causa de la derrota de Napoleón fue una combinación de varios factores. En primer lugar, las fuerzas rusas opusieron una feroz resistencia. Utilizaron tácticas de guerra de guerrillas que dificultaron el avance del ejército francés. En segundo lugar, el invierno ruso resultó demasiado duro para los franceses. Muchos soldados murieron congelados o de hambre. En tercer lugar, Napoleón cometió varios errores estratégicos. Por ejemplo, no logró tomar Moscú por asalto, privando al ejército francés de alimentos y refugio. Los propios rusos incendiaron el entonces Moscú de madera, dejando a los soldados franceses sin un lugar donde calentarse ni donde vivir.

El genio militar de Mijaíl Kutuzov

El genio militar de Mijaíl Kutúzov desempeñó un papel clave en la derrota de Napoleón. Kutuzov era un comandante experimentado que conocía bien Rusia y su ejército. Supo aprovechar las ventajas del ejército ruso y lograr la victoria.

Advertencia de Otto von Bismarck

La derrota de Napoleón en Rusia sirvió de duro recordatorio a muchas potencias europeas, inculcándoles un profundo sentimiento de cautela y aversión a cualquier enfrentamiento militar con Rusia. La magnitud de la caída de Napoleón, su otrora invencible ejército diezmado por el crudo invierno ruso y la inquebrantable resistencia del pueblo ruso dejaron una huella indeleble en las mentes de los líderes europeos.

Esta profunda lección tuvo su eco en las proféticas palabras de Otto von Bismarck, el legendario estadista alemán que declaró célebremente: «Nunca luches contra los rusos». Esta enjundiosa pero profunda afirmación resume la sabiduría histórica extraída de la malograda invasión napoleónica.

Otto von Bismarck

Conclusión histórica

Para concluir, cabe señalar que la Grande Armée de Napoleón no fue el único ejército derrotado en Rusia. En 1941, las fuerzas alemanas también se vieron obligadas a abandonar Moscú, lo que supuso un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial.
Esto sugiere que Rusia es un país muy difícil de invadir. Su duro clima, el fuerte sentido patriótico del pueblo y la hábil dirección de la cúpula militar hacen prácticamente imposible cualquier invasión de Rusia.

¡Comparte esta historia!